Reportaje: La interculturalidad en la literatura infantil un ejemplo Niña Bonita de Ana María Machado

En pleno siglo XXI, aún hay discursos nacionalistas que promueven el odio y la discriminación. Según la académica Roberta Seelinger Trites de la Illinois State University el racismo se origina en la familia, la escuela y en la reproducción estereotipada de la prensa. Ella misma plantea que la literatura, especialmente la literatura infantil puede acerca términos como interculturalidad y crear lectores con pensamiento crítico ayudando a terminar con la exclusión de minorías sociales o étnicas como son las mujeres, indígenas o afrodescendientes.

Un libro en donde está presente el tema intercultural, es Niña Bonita, escrito por la Brasileña Ana María Machado e ilustrado por Rosana Faría. Este libro álbum trata de un conejo blanco que quiere parecerse a una niña de “color”. Lo que le llama la atención al conejo es la tez de esta niña, ella es descrita por el libro como “negrita” y el conejo blanco vive muchas aventuras para tratar de tener el color negro de la niña, quien no sabe por qué ella tiene ese color y comienza a hacerle preguntas a su madre.

Ana María Machado cuenta que hizo este libro luego de haberse fascinado viendo a mujeres trenzar el cabello de sus hijas en África, y quería escribir sobre lo que vio en esta cultura. Sin embargo las preguntas que se hace la niña bonita sobre su tez en el cuento surgieron de la propia vida de Machado y fueron sus hijos quienes al tener una nueva hermana se preguntaban por qué ella era tan blanca. Ellos respondían “porque quizás cayó talco sobre ella” y así surgieron más preguntas sobre la tez casi transparente de su nueva hermana. Ana María Machado quiso hacer una historia no sobre la “blancura”, sino cómo una niña bonita de descendencia africana percibe el tema de la diferencia de culturas en una sociedad que resalta el color de piel. Es decir este libro como toda literatura demuestra la ideología del autor la que está basada por el contexto social vivido por el escritor o escritora y su propia forma de ver la vida.
Este libro es un ejemplo para mediadores de lectura, cuidadores, padres o madres para acerca el concepto de interculturalidad a los niños y niñas y poder educar en torno a la inclusión, aceptación y democracia. Esto se basa en que este libro álbum da la oportunidad de poder trabajar con los lectores su lado cognitivo y didáctico, ya que con un texto como Niña bonita se puede invitar a dialogar, a tener pensamiento crítico elaborando preguntas y respondiendo hipótesis con observación y comprobación de hechos. Y es el conejo quien hace las preguntas diciendo: “Niña bonita, niña bonita, ¿cuál es tu secreto para ser tan negrita?” y la niña bonita responde en cuatro oportunidades lo que la madre le comenta, porque alguien ha vertido tinta negra sobre su piel o ha tomado mucho café o ha comido mucha uva negra o frijoles negros.

El libro álbum escrito por Machado además de tocar temas de racismo también acerca el tema de la negritud en las mujeres, quienes estudian el tema de la interseccionalidad afirman que las mujeres pertenecientes a minorías étnicas son más discriminadas. Es por eso que Niña Bonita abre una puerta a mirar otras culturas y realidades. Es necesario visibilizarlas y replicarlas a través de la literatura, ya que si un tema hay que explicarlo es porque se debe seguir escribiendo explicó la misma Ana María Machado en su coloquio realizado en la Pontificia Universidad Católica durante el mes de mayo.

Si bien no se puede dejar sólo a la literatura como responsable de crear ciudadanos democráticos y podría sonar un tanto utópico, la literatura infantil de todas maneras puede ayudar a romper barreras culturales y sociales.

Share