¿Qué dicen los editores y libreros de la posible llegada de Amazon a Chile?

Hace pocos meses se supo que Amazon, el gigante estadounidense del eCommerce, inició una licitación para asociarse con un courier chileno para reducir la entrega de productos en nuestro país. A pesar de que no haya una fecha clara del arribo, ¿de qué forma podría verse afectada la industria local del libro?

La llegada de Amazon a Chile es inminente. Esto no es extraño. Sólo recordemos la última versión del Cyber Monday de 2017: las ventas alcanzaron los 190 millones de dólares, superando en un 45% a la versión de 2016. El arribo del gigante estadounidense del eCommerce podría significar un cambio en la forma de compra para todos los sectores industriales de nuestro país. Pues su mayor fuerte es la logística y el cumpliemiento de entrega en tiempos reducidos. Ante este panorama: ¿qué podría suceder con las librerías, editoriales y el eCommerce local? Algunos actores de la industria presentan sus inquietudes y opiniones.

Mario Cerda, librero Qué Leo Forestal

“Yo creo que el eCommerce en general no afecta a libreros como yo. En las librerías chicas tenemos otro sistema de funcionamiento: traemos a los autores, hacemos charlas y organizamos firmas, va mucho más allá del acto de comprar un libro. Es una experiencia en la que el descuento y despacho en la puerta de la casa pasa a un segundo plano. De esa manera logramos fidelizar a nuestros clientes. Quizá más de alguno aproveche el precio y compre algún libro por internet, pero creo que es un fenómeno más esporádico. No sé si sea algo tan grande como para que me afecte enormemente. Hasta ahora, al menos, no me ha afectado”.

Felipe Muñoz, director general Top 10 Books

“Es difícil saber qué puede pasar con la llegada de Amazon a Chile. Si bien ellos partieron como un tienda de libros, ahora son una gran tienda de retail y no creo que los libros sean, en este momento, lo más importante que tengan para vender. Es incierto si se van a instalar con las mismas cosas que venden en Estados Unidos o España, pero con una logística más rápida. No sé si vaya a ser muy fácil la entrada a nuestro país. Hemos tenido la experiencia de tiendas de retail que se han instalado y no han durado mucho. En el mercado del libro, yo creo que lo que hará Amazon es agrandar la torta, eso sí será un actor con mucha espalda financiera. Habrá más oferta y capaz que crezca el mercado del libro”.

Alejandra Stevenson, presidenta Editores de Chile

“La llegada de Amazon a Chile tiene un lado positivo y negativo. Por un lado, creo que le sirve demasiado a las editoriales por el tema de la distribución: lo simplifica y llega a cualquier parte. Pero, por otra parte, también rompe con las cadenas tradicionales del libro. En general las librerías se cierran mucho. Y creo que podría suceder acá en Chile que no tenemos precio único del libro. Las librerías van a sufrir bastante y las grandes cadenas van a tener que mirar sus estrategias. Con mi experiencia de editora en los viajes internacionales me reunido con un montón de bibliotecarios en el mundo y todos me dicen, sobre todo en Estados Unidos; “nosotros compramos por Amazon”. Entonces si tu libro está en Amazon, existe. ¡Esto es terrible!”.

Guido Arroyo, director Alquimia Ediciones

“La llegada de Amazon a Chile es un fenómeno económico violento en todas sus medidas. Amazon concentra más de un tercio del mercado de venta digital en Estados Unidos, claramente estamos hablando de una empresa monopólica que establece otro tipo de vínculo con el consumidor. Con este sistema los clientes más desafectados serán los que no han establecido un vínculo de fidelización con alguna librería o a este tipo de distribuidores. La cadena de venta tradicional no podrá responder ante la ventaja que significa comprar online: evitar el tiempo de desplazamiento, las filas y que el producto te llegue en menos de 48 horas. De igual forma, no puedo dejar de pensar en los libros preanunciados y cómo esta estrategia de ventas previas podría quitarle público a las librerías. Para editoriales como las que dirijo, nosotros apostamos a pequeñas librerías, más de nicho, donde la fidelización pasa por el vínculo con el librero, a su mediación y conocimiento para con el lector”.

Juan Carlos Fau, dueño marca Qué Leo

“Yo creo que con Amazon se establece una nueva competencia en un sector en el que mi franquicia no se maneja, que es la venta por internet. Nosotros seguimos con la interacción humano con humano y atendimos a un vacío cultural determinado por nuestra educación. La decisión de compra de un título por parte del cliente está permeada por nuestros libreros, de poder sugerirle alguna buena lectura con la que se va a divertir, le va a gustar y algo le va a pasar en su cabeza. Con la llegada de Amazon toda la industria del retail podría verse afectada. Los libros son una ínfima parte del negocio de este gigante estadounidense, por ende lo que podría ocurrir con estos grandes edificios es súper vulnerable”.

Rafael López, director y editor de Hueders

“Yo creo Amazon en Chile va a lastimar el tejido social que hay actualmente en la industria del libro. Es muy profesional y las librerías no van a poder competir en la medida en la que no haya precio único. Y en los últimos cinco años ha pasado que el chileno está muy dado a comprar por internet, por ende ya hay un camino recorrido. De igual forma creo que Amazon va a ser un selector de gustos: en la medida que obtenga mayor rentabilidad va a seguir apostando por títulos que tienen gran cabida y aceptación. Para editoriales como las que dirijo creo que esto va a ser malo, pero creo que para las librerías este panorama va a ser mucho peor”.

Boris Kraizel, gerente comercial de Busca Libre

“El tema del eCommerce en Chile es el pedazo de la torta que aún tiene mucho por crecer. La estrategia general que tiene Amazon de apretar súper fuerte a los proveedores podría tener algún tipo de consecuencia en una situación en la que las editoriales no están acostumbradas. Nosotros, como eCommerce local, vamos a tener que trabajar para alinearnos para mejorar los precios y sobrevivir en un mercado súper competitivo que es lo que sucede cuando llega Amazon a un país. En la medida en que todos los que vendamos por internet seamos eficientes y tener precios ultra competitivos, yo creo que la llegada de este gigante estadounidense va a incentivar a que se compre más por internet”.

Patricia García, responsable de expansión Grupo elkar-ACL, España

“Cuando Amazon se instaló en España en 2011, el mercado del libro no hizo un frente común a su llegada y cada uno ha tratado de acoplarse/salvarse de la mejor manera posible. Algunos han quedado en el camino –muchas pequeñas librerías–, otros han amortiguado sus pérdidas y otros han resistido sin colaborar con el gigante norteamericano. Amazon no supuso un crecimiento del mercado, especialmente en esos años en los que la crisis económica afectaba enormemente al comercio y a toda la economía española. Sí supuso la llegada de un nuevo actor con el que repartir la tarta de la venta de libros. Por el lado del consumidor, Amazon sí ha mejorado enormemente la logística del libro, lo que ha obligado a todos los implicados en el mercado a mejorar sus servicios y su orientación al cliente. En estos momentos la distribución en España está viviendo un momento de expansión y de desarrollo de servicios para las librerías independientes, proporcionándoles la oportunidad de ofrecer un servicio a sus clientes en línea con las ventajas de Amazon, con entregas de pedidos de libros en 24 horas y entrega directa en el domicilio del cliente”.

Ana María Cabanellas, abogada y editora del Grupo Claridad, Argentina

“En Argentina la reacción inicial es de rechazo, en especial por parte de las librerías que sostienen que la presencia de amazon traerá como consecuencia el cierre de las mismas. En este sentido las opiniones están divididas, algunos creen que la presencia de este conglomerado no afectará a las librerías independientes y si a las grandes cadenas. En mi opinión personal Amazon tendrá ventajas (ventas en firme, visibilidad de todo el catálogo, mayor agilidad en la venta de libros físicos y digitales) y desventajas (mayores descuentos y reglas de juego que hoy desconocemos). Es un nuevo jugador y sólo el tiempo nos podrá decir si es bueno o malo. Ojalá los editores y los libreros estemos unidos y presentemos un frente común para no permitir que nos pasen por encima. No somos los primeros que vamos a enfrentarnos con Amazon y podemos y tenemos tiempo de aprender de lo ocurrido en otros países”.

Share