Por qué lo hacemos

Son numerosos los estudios que dan cuenta de una triste e ineludible realidad para Chile. En los países que hacen parte de la OCDE, Chile está dentro del grupo de los que menos lee. Y lo que es más preocupante, la población chilena en general, no comprende a cabalidad los textos que lee, lo que se ha denominado analfabetismo funcional. Se trata de un duro diagnóstico, fruto de numerosos factores, que revela entre otras cosas el deterioro de la educación chilena y que ha permeado a toda la sociedad, especialmente a las nuevas generaciones.

De alguna manera es responsabilidad de todos revertir este panorama y se hace necesario aportar desde distintos sectores –tanto público como privado- con una mirada y compromiso de largo aliento, pero con acciones concretas que permitan a chilenas y chilenos retornar a los libros y revertir este desolador escenario

 

16% de los chilenos se considera un lector habitual y sólo un 3% lee frecuentemente*

62% de personas afirma que nunca asiste a una librería*

84% de los chilenos no comprende adecuadamente lo que lee*

* Estudio sobre el Comportamiento Lector a Nivel Nacional (2011), Centro de Microdatos de la Universidad de Chile.

 

Share