No participación de CLL en FILSA 2018

 

Ponemos en conocimiento de autores y  lectores que  la Corporación del Libro y la Lectura ha decidido no participar de la 38ª versión de la Feria Internacional del Libro de Santiago, organizada por la Cámara Chilena del Libro y programada para fines de octubre y comienzos de noviembre del presente  año.

Adoptar esta decisión no ha sido fácil para esta Corporación y es el resultado de una profunda reflexión al interior de la entidad y en cada una de las  editoriales que decidieron no concurrir.  La principal conclusión es la necesidad impostergable de reestructurar la organización de la Feria  y darle la categoría que le corresponde.

Nuestro objetivo es construir, entre todos, una Feria Internacionalque sea un referente continental, tal como lo han logrado otras ferias importantes de la región. Con este fin, reiteradamente hemos solicitado a la Cámara Chilena del Libro una mayor participación en el diseño y programación cultural de la Feria; petición que a pesar de nuestros esfuerzos no ha sido escuchada, viéndonos obligados a actuar sobre hechos consumados.

Creemos que una muestra anual y mayor del libro debe representar en igualdad de condiciones a todos quienes la componen, considerando a los cuatro referentes gremiales del libro existentes hoy en Chile: la Cámara Chilena del Libro, la Corporación del Libro y la Lectura, EDIN y la  Cooperativa de Editores de La Furia.Que esta debe ser una fiesta cultural atrayente, que ponga la atención de los ciudadanos en la importancia del libro y la lectura, sin limitaciones de acceso, sin fines  de lucro, con especial cuidado por un contenido novedoso y de calidad, con un programa cultural sólido e  invitados nacionales e internacionales que le den relevancia. Lamentablemente, nada de eso es posible con el actual modelo de organizaciónque pone objetivos comerciales por sobre el  propósito de formar  hábitos lectores.

Creemos firmemente en la necesidad de crear una entidad colectiva a cargo de su organización, una fundación, abierta a todos los gremios del sector dispuestos a instaurar una Feria Internacional del Libro de Santiago acorde con los tiempos y el desarrollo del libro en Chile, de alta calidad y  que resguarde por sobre todo el cuidado hacia los autores y el público.

Queremos transmitirles nuestro férreo compromiso por avanzar en este camino. Mientras tanto, como Corporación estamos trabajando en la planificación de actividades que mantengan el contacto tradicional entre autores y lectores y al que todo el mundo del libro está habituado en los últimos meses del año. Nuestro compromiso es mantenerlos informados al respecto.

La decisión de nuestra Corporación ya ha sido informada las autoridades pertinentes y esperamos contar con su apoyo y comprensión, pues entendemos que es necesario repensar entre todos una nueva FIL de Santiago a la altura de lo que nuestro país y el público se merecen.

 

Corporación del Libro y la Lectura