Furia del Libro: El evento más esperado de la edición independiente

Hasta el próximo domingo 3 de diciembre se llevará a cabo la XIº versión de la Furia del Libro en el GAM. ¿Qué tiene que decir esta cooperativa sobre la edición y el panorama lector chileno? Aquí algunas respuestas.

 

Corría junio del año 2009 en el Centro Cultural Villavicencio. El ánimo era expectante y, a la vez, de incertidumbre. Cerca de 20 editoriales esperaban la visita del público en la Iº versión de la Furia del libro. ¿El resultado? Cerca de 300 personas asistieron al evento. “Nunca hubo más de 50 personas circulando dentro de la feria”, recuerda Guido Arroyo, director de Alquimia Ediciones y vocero de la Cooperativa de Editores de la Furia. Desde ese entonces la realidad ha cambiado. En esta XIº edición, que estará hasta el próximo 3 de diciembre, 150 stands darán vida al evento, junto con un programa cultural que incluye visitas internacionales. También hay expectación con el público: en la versión del 2016 asistieron a la feria alrededor de 20 mil personas. “Por un tema espacial, esperamos que las visitas para este 2017 sean muy similares a la del año anterior. Sabemos que muchas personas no pueden asistir por encontrarse fuera de Santiago, pero celebramos la difusión que tiene el evento pues todos los años crece y se está instalando en la consciencia de las personas”, cuenta Galo Ghigliotto, director de la Furia del Libro.

Algo que decir

En sus inicios,  la Cooperativa de Editores nació como una respuesta a la poca cabida a la edición independiente y la falta de un catálogo nacional bibliodiverso al que todas las personas pudieran, al menos, acceder. “Esto comenzó con editoriales muy pequeñas, que casi no distribuían, y se pensó en un espacio que no dependiera de un gran aparataje de marketing y distribución masiva para conocer sus novedades y autores”, comenta Simón Ergas, productor de la Furia del libro y editor de La Pollera Ediciones. El crecimiento de estas editoriales ha sido explosivo en los últimos años; sin embargo, cuidan de mantener su esencia. “En la Furia del libro no hay paneles entre los stand y esto obliga a la convivencia con otras editoriales. Tampoco hay vendedores, somos nosotros mismos y nuestros autores quienes generamos una instancia para atender al público. Hay mucha riqueza en eso”, dice Guido Arroyo.

A pesar de que cada vez hay un mayor interés en conocer el trabajo de la edición independiente en nuestro país, Galo Ghigliotto, es crítico y reafirma su postura sobre el panorama lector chileno: “queremos seguir rompiendo el cerco del acceso a nuestro material, apostamos por una bibliodiversidad y para que existan mayores canales de difusión y distribución. De igual forma reafirmar nuestra postura de eliminación del IVA a los libros”.

Más allá de las fronteras

Eric Schierloh es editor, escritor y traductor de la Editorial Barba de Abejas. Viene desde Argentina y es primera vez que se presenta como expositor en la Furia del libro. “En mi país este tipo de ferias es un fenómeno que está creciendo, como en Chile. Todos estamos más comprometidos con estos espacios alternativos y genuinos para difundir al libro y es muy interesante encontrar en el mostrador a alguien vinculado a la editorial, no alguien que simplemente los vende”, sostiene. Con respecto al público chileno y el argentino, Eric tiene algunas percepciones: “En Chile, siento que es un público más chico, pero más especializado. Viene y va directamente a lo que le interesa. Mientras que el de Argentina es más heterogéneo”.

Otra de las editoriales que estará presente en esta versión de la Furia es Edícola. Y tiene dos sedes legales de operación: una en Chile, inaugurada en 2013, y otra en Italia, creada en 2015. Paolo Primavera es su director y destaca que se presenten este tipo de oportunidades para las editoriales independiente. “La Furia es una reflexión con el público. Los asistentes pueden venir y conversar con los editores y autores sobre la realidad de la industria cultural y ver qué podemos hacer todos juntos para superar los límites que afrontamos a diario”, cuenta. Al igual que en Argentina y Chile, este fenómeno también tiene cabida en Italia. Cada año se realizan dos eventos muy similares: La BookCity de Milán y la Elba Book Festival. “Ambos son salones editoriales independientes que construyen un programa y buscan acercar el libro a los lectores y hacer una promoción de la lectura misma”.

La XIº Furia de Libro se llevará a cabo hasta el próximo domingo 3 de diciembre en el GAM. La entrada es gratuita y si quieres conocer el panorama cultural ingresa aquí

Share